preloader
yerno, estudio creativo
hola@yerno.es
678 391 183

PENÚLTIMO VILLALOBOS

El Bar Casa Villalobos echaba el [subrayar]cierre después de 119 años[/subrayar] de historia. Tres generaciones que consiguieron hacer de su [subrayar]mítico bocadillo de atún, tomate y anchoa[/subrayar], y su canutillo de olivas y encurtidos, un icono más de Elche, sólo a la sombra de su Dama y su Palmeral. Una marca forjada desde la sencillez y la cercanía. Un punto de encuentro de la sociedad ilicitana, por el que hemos pasado todos a almorzar: de niños, con nuestros padres y abuelos; de adolescentes, con la chavalería; y hasta hace poco, explicándole a nuestros hijos por qué [subrayar]mola más que un BigMac[/subrayar].

Adiós a sus bocatas y a nuestros brainstorming de los viernes. Había que despedirlo con honores, [subrayar]pero sin lágrimas[/subrayar]. Y éste es el homenaje que, junto al Ajuntament d’Elx, quisimos darle: [subrayar]una visión optimista de un mito[/subrayar] de la historia reciente de Elche, que además quisimos que sirviera de inspiración al resto de comercios; para que su leyenda siga viva, en la pizarra de otros bares o en la cocina de tu propia casa. Y que nos recuerde que el auténtico secreto de estos sitios tan auténticos [subrayar]es no dejar de ir, cada día[/subrayar].

Un gustazo haberle podido dar forma a esta campaña, sobre todo por haber tenido el honor de ser los últimos afortunados en disfrutar de sus ‘entrepans de tonyineta’. [subrayar]’Penúltimo Villalobos'[/subrayar] consta de tres piezas: ‘Penúltimo Villalobos’, ‘Reinterpretación’ y ‘Tamaño Villalobos’; tres vídeos, entre la melancolía y el humor, que se emitieron en redes sociales y televisiones locales, protagonizados por el propio Vicente Villalobos, al que, por fin, vimos esbozar una sonrisa. Y es que, poca gente que haya ido al Villalobos, habrá visto sonreír a Don Vicente o preparar un bocata; siempre tras la barra, con ese gesto de [subrayar]abuelo raja-balones[/subrayar]: «no hay servicio de mesa, tienes que entrar tú».

La gran acogida de la campaña, entre los ilicitanos, y de su mensaje, entre los hosteleros locales, no se hizo esperar: ya se están recogiendo firmas para que el ‘Carrer Empedrat’ pase a llamarse [subrayar]’Carrer Villalobos'[/subrayar]; y uno de los restaurantes de moda, Mestizaje, de la mano de su chef (y actor por un día), Tomás López, ya ha incluido [subrayar]su propia versión[/subrayar] del mítico bocata en su carta: siempre el penúltimo Villalobos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Referencias en los medios:

[subrayar]Dirario Información[/subrayar]

[subrayar]Cadena SER[/subrayar]

[subrayar]TeleElx[/subrayar]

[subrayar]Alicante Plaza[/subrayar]