WOW!BALANCE

‘Alucina vecina!’ podría ser la traducción más castiza y enrollada de ‘Wow!’ , que se nos ocurra, pero habría chocado de frente con los principios esenciales del marketing y la comunicación. Y es que resulta que este patín eléctrico es uno de los 20 inventos del año 2015, según la revista Times. Necesitábamos una marca urbana, internacional, con buena sonoridad, registrable, corta pero reconocible y, a poder ser, que definiera la ventaja del producto. Así que ‘Wow!’ ganó de calle. Y nunca mejor dicho.

No hay palabras más descriptivas, y de la calle, que las onomatopeyas, ja! Ni lenguaje más internacional, ¿okay bro? Porque un bostezo suena igual aquí que en Brooklyn. Lo mismo sucede con los batacazos de Batman o los ‘Kabooom’ originados de los Kame-Hame de Goku. Tsss! Y éste fue el concepto en el que nos apoyamos para desarrollar la marca Wow!Balance: las expresiones emocionales. Cómo disfrutamos bautizando cada modelo! Yiha!

Gira, da vueltas sobre ti mismo, embálate y esquiva torsos por la calle! Wow! Ya no hacen falta horas y horas de aprendizaje en el parque; ni planchar rodillera sobre rodillera en el chándal de temporada. Que se lo digan a Tony Hawk. Ha nacido un nuevo vehículo, democrático y para cualquier edad, 100% intuitivo: la prolongación de nuestros pies en el asfalto. A la venta por internet, desde la web & shop online que también desarrollamos para la ocasión: 100% responsive a la par que molona.

Y es que los Wow!Balance son para fliparlo. Tengas la edad o graduación óptica que tengas. Y no sólo porque con uno de estos hoverboards puedes levantarte en pleno descanso del partido e ir a la cocina a abrir una lata de aceitunas y pillar un quinto, sin despeinarte. Ser el rey del recreo ahora tiene atajos. Y quien dice rey del recreo, dice rey de la oficina, my friend! Oh yeah!

 

 

Marca-WowBalance_logo

WowBalance-model-britain

Fecha

agosto 2015

Cliente

Wow!Balance